0

Volviendo a los orígenes…

Como dije en mi post anterior he vuelto a SuSE, e aquí mi pequeña historia de los orígenes por estos mundos del software libre:

Probé mi primera distro de Linux el año antes de comenzar la carrera de Ing. Informática, era el año 1997 y la primera distro que probé fue una Slackware, más tarde probé RedHat y OpenCaldera.

Pero no fue hasta dos veranos después, por el 1999, que asistí al congreso de Hispalinux y me regalarón una SuSE 6.2, la cual instalé cuando volví a casa y la mantuve más de un año.

Después SuSE se volvió cerrada, eliminarón las ISO’s del FTP, y tuve que cambiar de distro, opté por Debian, Slackware, Gentoo y Debian otra vez.

Hace cosa de un año y medio que llevo usando Debian, es una buena distro, de las mejores. Pero tenía ganas de cambiar, como SuSE se ha abierto y como mi cuñao quería probar una distribución y le recomendé esta, pues he optado por instalar la SuSE 9.3 y probarla; ya que es la última estable y la OpenSuSE 10 beta todavía es muy inestable.

Ha sido muy grato ver como se han reconocido todos los dispositivos ellos solos, gracias a Yast (la herramienta de configuración de SuSE), ¡incluso el bluetooth se me ha configurado!. Cierto es que todo esto ya me funcionaba en Debian, pero aquí no he tenido que hacer nada.

SuSE 9.3 viene con KDE 3.4.0 entre otros, es increible todas las mejoras que tiene esta versión de KDE sobre todo a lo referente de integración entre aplicaciones. Yo vengo de usar Gnome, me gusta mucho su sencillez, pero con KDE esta todo más integrado (hablaré de ello en próximos posts).

Pero no todos son flores para SuSE, tengo un problema y no encuentro solución, ¡la disquetera no funciona bien! Cuando intento acceder con Konqueror a ella, me sale un simpático mensaje que pone: “El proceso para el protocolo media terminó inesperadamente.” Seguiré buscando aunque ya no me quedan más rincones por donde buscar… Menos mal que puedo acceder a ella poniendo “/media/floppy” o “floppy:/a”, pero puede ser un handicap para los novatos.

Para finalizar os adjunto una captura con transparencias:

0

El demonio de aMule

Hace unos días cambié de distribución de Linux, pasé de la Debian a la SuSE.

De vez en cuando me gusta probar otras distrubiciones para conocer su estado y, después de trastear con SuSE un par de días mi conclusión es muy favorable. Pienso recomendársela a todo aquel que quiera iniciarse en el mundo Linux y, también al que no quiera complicarse la vida configurando el hardware.

Una de las cosas que más me gustaban de Debian era la configuración de mldonkey porque se ejecuta automáticamente como un demonio del sistema. Es decir que no necesitas ejecutar nada, simplemente arrancas y a “rular”. La principal ventaja de esto es que si el ordenador lo utiliza más de una persona, como es mi caso, tanto en una sesión como en la otra la mula sigue funcionando. Así que he intentado simular esto con la SuSE.

Me bajé el aMule para SuSE y lo instalé. El aMule puede funcionar como demonio ejecutando el comando amuled y luego lo puedes manejar mediando web gracias a amuleweb. Configurar esto es sencillo.

Lo primero que se debe hacer es editar el fichero $HOME/.aMule/amule.conf y realizar los siguientes cambios:

AcceptExternalConnections=1
[WebServer]
Enabled = 1
ECUseTCPPort=1
ECPassword=<contraseña en md5>

Donde <contraseña en md5> se obtiene de ejecutar el siguiente comando:

echo -n “contraseña” | md5sum | cut -d ” ” -f 1

Una vez configurado esto, tenéis que indicarle a la distribución que ejecute los siguientes comandos cada vez que se inicia el sistema, en SuSE se consigue añadiendo los comandos en el fichero /etc/init.d/boot.local. Los comandos que debéis ejecutar son los siguientes:

sudo -u <usuario> -H amuled -f

Esto ejecutaría el demonio de aMule con los permisos del usuario indicado en el parámetro -u.

A partir de ahora cuando se arranca Linux se ejecutará el aMule y podréis administrarlo con la url: http://127.0.0.1:4711/

Podéis tener más información leyéndo este documento.

0

Mejorando la velocidad de transferencia en NFS

Network File System es un sistema de archivos distribuido para una red local entre máquinas *NIX. Permite conectar, o compartir, directorios entre varios ordenadores.

NFS se parece mucho a lo que implementa Microsoft en clientes Windows para compartir carpetas, en Windows se utiliza lo que se denomina SMB que permite compartir archivos e impresoras.

He dicho se “parece” porque NFS supera con creces a SMB. La característica más notable para el usuario, es su alta velocidad de transferencia.

Una vez introducido esto, decidí compartir unas carpetas entre el PC y el portátil, ambas máquinas funcionando con una Debian. Para hacer esta tarea tenía dos opciones, usar Samba (la implementación libre de SMB) o NFS.

El principal uso que le iba a dar era la transferencia de ficheros grandes de una máquina a otra, así que opté por usar NFS ya que consigue una transferencia mayor.

Una vez configurado todo, a base de buscar con google, hice una prueba de transferencia y el tiempo empleado en transferir un fichero fue muy grande. La velocidad era alta pero cada minuto se solía detener durante un rato lo que reducía la media.

Así que seguí buscando por google hasta dar con la solución.

Resulta que el NFS utiliza por defecto el protocolo UDP que es óptimo para transmitir ficheros pequeños pero no para los grandes; así que según leí recomendaban usar el NFS sobre TCP.

Para ello sólo tuve que modificar la línea del FSTAB del cliente:

server:/usr/local/pub /mnt/nfs nfs auto,rsize=8192,wsize=8192,timeo=14,intr,tcp

Con este cambio puedo copiar ficheros a la máxima velocidad que da la red.

Más información aquí.

0

Parche para GnomeBlog

La semana pasada modifiqué GnomeBlog para que almacenara los post entre reinicio y reinicio, con el fin de poder escribir artículos día tras día.

La forma de funcionar era muy simple, había un botón llamado “Save draft” que guardaba el artículo en un fichero, y cuando se volvía iniciar GnomeBlog se leía.

A pesar de cumplir el principal objetivo que me había propuesto no estaba contento con que el usuario tuviese que apretar a un botón para guardar el artículo.

Así que le dí más vueltas y conseguí capturar el evento “DESTROY” para que cuando se cierre el applet se guarde automáticamente en el fichero; haciéndolo mucho más sencillo para el usuario.

En la siguiente captura se muestra lo que fue mi primer intento de solucionar el problema:

Y en la segunda, la versión definitiva:

El parche lo podéis descargar de: parche

0

De estreno

Hoy, por fín, me he animado a crear un blog donde escribiré cosas de vez en cuando.

He estado buscando aplicaciones para editar blogs que funcionasen bajo Linux, preferiblemente con GTK para que se integre mejor en GNOME, y he encontrado una utilidad muy curiosa llamada Gnome Blog.

Gnome Blog es un applet que se integra en el panel de Gnome y permite añadir noticias al blog, basta pinchar sobre el icono de Gnome Blog, escribir la noticia y publicarla.

Me ha gustado porque es muy sencilla y soporta las negritas, cursivas, como si fuera un editor de texto (no se necesita conocer las etiquetas HTML). Pero tiene un pequeño problema, no guarda el texto introducido entre sesiones.

Así que me he animado a examinar el código, que por cierto, está escrito en python y he tenido que aprender un poco. Y le he añadido la opción de almacenar la noticia para poder editarla otro día.

En pulir los cambios un poco más se lo notificaré al autor para ver que le parece, este ha sido mi primer parche y estoy muy orgulloso 🙂

Os adjunto la captura de mi escritorio para que podáis ver el funcionamiento de este fantástico applet: Gnome Blog

Pages ... 1 2 3 4 5 6